martes, 26 de junio de 2012

¿Soy un maestro innovador y creativo?

"El maestro tiene la impresión de estar solo,
no únicamente porque ejerce una actividad individual,
sino debido a las expectativas que suscita la enseñanza
y a las críticas, muchas veces injustas, de que es objeto.
Ante todo, desea que se respete su dignidad"
JACQUES DELORS (1996)

El maestro creativo es un hombre o mujer que trabaja con su corazón, no sólo con su cabeza; con el hemisferio derecho, creativo, de su cerebro y no sólo con el hemisferio izquierdo, lógico. Se siente cómodo utilizando la retórica, el simbolismo, la metáfora, y el diseño. Para estimular la creatividad, el educador debe poseer las características, actitudes, conocimientos y controles de comportamiento esenciales que le permitan crear una situación de aprendizaje total.

El maestro creativo responsable debe tener unos valores, objetivos, conocimientos y habilidades adecuadas para desarrollar visiones de futuro que puedan ser comprendidas y llevadas a la práctica. No sólo es suficiente tener la capacidad de vislumbrar aquello que otros no ven, sino para que resulte efectiva, se necesita grandes dosis de trabajo, comunicación y coraje.

El maestro creativo tiene que luchar contra las rígidas estructura y normas del sistema educativo tradicional; estará expuesto a que los padres y madres de sus alumnos le digan que favorece comportamientos diferentes de los que ellos estimulan en el seno familiar. También corre el riesgo de ser mal interpretado por autoridades de las que depende.

¿Qué es lo que hace falta para ser un maestro o profesor creativo?

El profesor creativo tiene su personalidad y estilo de enseñanza propia. No obstante, existe un núcleo de atributos comunes entre todos ellos: son muy sensibles, flexibles, imaginativos, deseosos de salirse de los caminos trillados; manifiesta empatía con todos los estudiantes; tienen recursos ingeniosos y dispone de gran capacidad para entablar relaciones cordiales. Además, disfruta con lo arriesgado y le gusta emprender trabajos difíciles.

El maestro creativo tiene que estar dispuesto a

El maestro no debe olvidar que cada nueva generación es menos manejable y más manejadora. Cambia el modo de pensar, las actitudes y también las aptitudes. El cambio es la metafísica de nuestra era, pero las personas que están al mando han impuesto el cambio en lugar de fomentarlo.
reinventar y a reaprender con sus alumnos y así descubrirá cosas nuevas. Experimentar, correr riesgos y tener errores serán comportamientos habituales. Esta nueva forma de entender la relación profesor-alumno supone modificar el concepto de éxito en la clase.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada